#

Somos Comunidad

¡En esta barca estamos todos y todas!


La iniciativa “Somos Comunidad” tiene por objetivo compartir experiencias, reflexiones, relatos, anécdotas de los integrantes de la comunidad de la Universidad Católica de Temuco durante este periodo de pandemia, ya sea en el ámbito laboral, familiar, personal, material o espiritual. Lo anterior, con el propósito de compartir alegrías, esperanzas y optimismo rescatando los buenos momentos del confinamiento y también, aquellos no tan buenos.

Estas vivencias serán el testimonio de lo vivido como comunidad en esta Pandemia por el Covid-19. En una primera instancia, estas vivencias se recepcionarán en una plataforma y luego serán plasmadas en un libro digital, que se compartirá a través de los medios institucionales.

Pastoral

Testimonios

Mostrando Página de testimonios escritos 1 de 1

La salahabitación

Suena la alarma recordando a Valentina que un largo día de clases ha comenzado. Poco a poco, entre bostezos y suspiros de ansiedad, Valentina enciende el computador rogando que la conexión a Internet le permita al menos escuchar lo esencial para poder participar de la clase. Afortunadamente, en ese momento la conexión funcionó de maravilla. De un segundo a otro, la joven se teletransporta desde su habitación hacia la sala de clases virtual e instantáneamente, una sensación extraña y desconocida la envuelve, producto de una fusión entre dos mundos muy distintos, situado en una dimensión paralela, una dimensión que desnuda y abriga al mismo tiempo. Ella se encuentra sentada en su cama, mirando la pantalla, un tanto perdida en ese mundo irreal, mientras la profesora transmite e interactúa, haciendo su mejor esfuerzo por motivar a cada uno de sus estudiantes. Mientras Valentina escucha atentamente la clase de Inglés, el místico entusiasmo de la profesora menguaba un poco las lágrimas pandémicas y llenaba de esperanza a quienes escuchaban su enérgica e inspiradora clase online. Culminando la clase, Valentina se teletransporta nuevamente de manera casi instantánea a su cómoda y singular habitación.

Mi vida es mi familia

Podemos ser diferentes, podemos ser con gustos opuestos pero solamente Dios sabe, de la manera que los adoro. Somos cuatro frutos de un amor incomparable, cuatro vidas que llenaron de alegría, la vida de nuestros padres. La música y la pintura, es arte que tiene vida, que escribe cada día la historia de nuestros días. Ver su sonrisa, me mantiene viva ver su carita, me complace de alegria pero ver que nunca se rinden, me enorgullese ser su hija. Tengo mil sueños para luchar por ustedes, mil planes para compartirlos a su lado, mil recuerdos para reírnos juntos, pero solo una vida para vivir con ustedes.

Tesoro resguardado del caos

Madre de todas las madres, Amada y delicada eres Por eso cuidarte, es uno de nuestros deberes. Te amo y te extraño, pero sé que estás en tu campo amado. Despertando con el sonido de los arboles al bailar con el viento, Y los cantigos de treiles y aves, que calma tu alma en esos momentos.

Imágenes

Mostrando Página de testimonios en imágenes 1 de 2

El valor de un abrazo y amistad en pandemia

Debemos cuidarnos entre todos para salir de esto

Una pasión compartida

Madre de todas las madres.